Agosto: Canadá Costa Este
Agosto: Canadá Costa Este

Agosto: Canadá Costa Este

La costa Este del Canadá es una región bendecida como pocas, ideal para visitar Canadá con unas opciones para el viajero como casi en ningún otro lugar. Tierra majestuosa y siempre cambiante; desde ciudades cosmopolitas donde se mezclan el sabor y el encanto de Europa, con el ajetreo de Nueva York, al relax y la tranquilidad del interior; desde bosques interminables de sobresaliente verde, a millares de lagos y ríos deslumbrantes, o gigantescas montañas que tocan el cielo; y con una gastronomía y unas gentes con un encanto realmente especial.

PRECIO DESDE 2195 €
FECHAS17/08/2012 al 26/08/2012
SINGLES INTERESADOS 39
ESTADO Plazas Agotadas
PROGRAMA Descargar PDF

Ver comentarios


SolteroSolteroSolteroSolteroSolteroSolteroSolteroSoltero

La costa Este del Canadá es una región bendecida como pocas, ideal para visitar Canadá con unas opciones para el viajero como casi en ningún otro lugar. Tierra majestuosa y siempre cambiante; desde ciudades cosmopolitas donde se mezclan el sabor y el encanto de Europa, con el ajetreo de Nueva York, al relax y la tranquilidad del interior; desde bosques interminables de sobresaliente verde, a millares de lagos y ríos deslumbrantes, o gigantescas montañas que tocan el cielo; y con una gastronomía y unas gentes con un encanto realmente especial.

INFORMACIÓN DETALLADA

Más Información y reservas:

DifferentRoads para:
 Viajessingles.es

Tel:
961 804 357 / 644 226 184
info@differentroads.es


Por algo año tras año Canadá es elegida como el mejor lugar para vivir en el
mundo. El tour esta hecho como medida justa de esta variedad, con un recorrido por las ciudades y sus lugares más destacados junto con visitas a los parajes y atractivos naturales más sobresalientes. Un equilibrio perfecto con el que además hemos conseguido evitar los largos trayectos de autobús de otros tours.

día 1. ESPAÑA-MONTREAL

A la llegada a Montreal os espera el guía para llevaros al hotel para el check-in, la introducción del grupo y la presentación del viaje. Después aún tendremos tiempo para una primera toma de contacto con la ciudad.

 

día 2. MONTREAL-QUEBEC

Comenzamos el día con la visita Montreal, capital cultural de Canadá, la segunda ciudad francófona más poblada del mundo y uno de los principales centros comerciales de Norteamérica. Descubriremos la diversidad cultural y arquitectónica de sus agitadas calles y grandes avenidas; nos adentraremos en el Montreal subterráneo, una red de túneles peatonales que permiten acceder a los principales atractivos y edificios del centro de la ciudad. Nos perderemos por las calles adoquinadas del Montreal Viejo, la place J. Cartier y la Basílica de Notre Dame (entrada no incluida). El momento de relax llegará en el Monte Royal, donde podremos disfrutar de la espectacular vista panorámica de la ciudad. Después de comer saldremos hacia Quebec, donde nos alojamos en el hotel y realizamos una visita panorámica de la ciudad. Quebec es una ciudad que lo tiene todo para agradar: un emplazamiento de ensueño sobre el río San Lorenzo, un patrimonio arquitectónico inestimable, un pasado rico en acontecimientos importantes y unas calles repletas de ambiente y animación. Exploraremos la ciudad vieja, única amurallada de Norteamérica, de estilo francés del siglo XVIII, que fue declarada Patrimonio universal de la humanidad por la UNESCO en 1985. Allí se encuentra el imponente Chateau de Frontenac, que domina el contorno de la ciudad vieja y se sitúa frente a la Terrasse Dufferin, un paseo entablado a la orilla del acantilado, que ofrece unas hermosas vistas al río San Lorenzo. Descubriremos también La Citadelle, fortaleza que se alza en el punto más elevado de Cap Diamant, y otros tantos lugares de interés como la Asamblea Nacional, la Plaza Real, la Catedral o el Puerto Viejo.

 

 

día 3. QUEBEC-TADOUSSAC

Hoy nos espera una hermosa y singular jornada, cargada de grandes experiencias y paisajes abrumadores, así que saldremos pronto para emprender el bello camino hacía Tadoussac. Llegaremos a la bahia St. Catherine para embarcarnos en un crucero de unas tres horas a lo largo del río San Lorenzo, hasta la desembocadura del fiordo Saguenay, donde se acude por el privilegio de poder avistar las ballenas en su hábitat natural. Las ballenas siguen visitando este profundo estuario cada mes de mayo y se quedan hasta octubre, cuando se encaminan hacia otras latitudes. Desembarcaremos en la bahía de Tadoussac, un lugar mágico, con un paisaje increíble y conmovedor, donde se respira mucha tranquilidad y donde aprovecharemos para descansar. De regreso a Quebec nos acercaremos a la costa de Beaupré para visitar la impresionante basílica de Sainte Anne de Beaupré. De estilo neo-gótico pero de proporciones góticas, esta impresionante basílica acoge cada año el mayor peregrinaje cristiano de América del Norte. Acabaremos el día de regreso a Quebec, disfrutando de tiempo libre para dar un paseo o alojarse en el hotel.

 

 

día 4. QUEBEC-MONT TREMBLANT

Por la mañana nos despedimos de la ciudad de Quebec y nos dirigimos a la desembocadura del río Montmorency. Allí seremos testigos de la fuerza de la naturaleza, viendo la espectacular caída de sus cataratas de 83 metros de altura; algo que os dejará boquiabiertos… Las cataratas de Montmorency son las más altas de la provincia de Quebec, superando en 30 metros la altura a las del Niágara. Podremos fotografiar las cascadas desde diferentes puntos de vista y atravesar el puente colgante que cruza el río ofreciendo una vista única y espectacular de la caída. A continuación nos vamos para Mont Tremblant, un pequeño poblado de gran riqueza y diversidad cultural, a 875 m de altitud, entre frondosos bosques boreales e impresionantes vistas, que se presenta como amalgama de patrimonios naturales e históricos de la región de Quebec. Llegaremos con tiempo para alojarnos en el hotel y salir a conocer lo que antes era el poblado de Saint Jovite, y que ahora se conoce como el downtown de Mont Tremblant. Un bello y pintoresco lugar donde la naturaleza se hace visible incluso en el centro de la población. Después tendremos la oportunidad de salir a disfrutar de la calidez y el encanto de sus gentes y de cenar en alguno de los reputados lugares del downtown.

 

 

día 5. MONT TREMBLANT- MONTEBELLO

La mañana la pasaremos en el impresionante Parque Natural de Mont Tremblant, donde podremos sentir la omnipresencia de la naturaleza, de sus amplios ríos, lagos y majestuosas montañas que evocan libertad y evasión. Todo un bálsamo de paz y relax. Tráete el bañador si quieres bañarte en el río. Para comer nos vamos a la llamada village de Mont Tremblant, un pintoresco y bello rincón del Quebec colonial distinguido por sus casas de colores y su arquitectura tradicional. Después de comer tiempo libre para relajarnos y gozar del lugar. Después de esta fabulosa jornada, para terminar el día nos vamos hacía otro paraíso terrenal, Montebello, uno de los destinos preferidos en Canadá.Nos alojaremos en el “Chàteau de Montebello”, el edificio más grande del mundo construido en madera de tronco, un magnífico y lujoso hotel de estilo escandinavo que ha sido testigo de varias cumbres internacionales entre presidentes de los Estados Unidos y Canadá. El Chàteau se encuentra en una reserva natural entre arboles, montañas y lagos. El propio hotel cuenta con un lago privado y ofrece un rango de actividades y servicios que lo hacen el lugar perfecto para el descanso y el relax.

 

 

dia 6. MONTEBELLO-OTTAWA

La primera parte de la mañana la tenemos libre para disfrutar del resort de Montebello. Puedes salir a montar a caballo o a caminar por la reserva, darte un baño, navegar en un barco o en una canoa, o simplemente, descansar en las instalaciones como en el Spa del hotel, la piscina …Con las pilas ya cargadas, nos acercamos al cercano Parque Omega, en Notre-Dame-de-Bonsecours. En este parque natural, único en Quebec, descubriremos abundantes y diversas especies de animales salvajes viviendo libres en su habitat natural. Hacemos un recorrido en bus de unos 10Km a través de un variado paisaje, donde se suceden lagos, pequeños valles, bosques y colinas rocosas. Entre la fauna autóctona que iremos descubriendo en el camino ; bisontes, wapitis, ciervos, alces, osos negros, águilas, lobos, etc… Además tendremos la posibilidad de caminar por senderos del parque para apreciar algunos de estos animales desde una posición muy próxima.

Tras el safari y la comida continuaremos nuestro viaje hacia la siguiente parada: Ottawa la capital de Canadá. Seguiremos el cauce del rio Ottawa para en poco más de una hora encontrarnos en la ciudad que se ubica en el extremo sureste de la histórica provincia de Ontario. Al llegar vista panorámica de la ciudad, donde cabe destacar los edificios del Parlamento de Canadá, que no solamente son el núcleo del gobierno de Canadá, sino también un símbolo inconfundible de la ciudad de Ottawa y del país entero. El recinto parlamentario, situado en la llamada colina del parlamento mide 112.360 m2. A dos pasos de la colina del parlamento encontraremos el canal Rideau, una red de bellísimos lagos y canales que recorren la ciudad, serpenteando en pleno corazón de Ottawa antes de desembocar en el río. Por su belleza los canales han sido declarados patrimonio universal por la UNESCO. Pasaremos por otros lugares emblemáticos de la ciudad como la Corte Suprema, la bella Basílica de Notre-Dame o el lujoso palacio residencial del primer ministro. Después del check-in en el hotel, tendremos tiempo libre para salir a tomar algo o lo que más nos apetezca…

 

 

día 7.OTTAWA-MIL ISLAS-TORONTO

Nuestro destino esta mañana será las Mil Islas (Thousand islands), donde realizaremos un paseo en barco por el río San Lorenzo recorriendo una de las zonas más espectaculares de este río y bordeando alguna de las 1.700 pequeñas islas que emergen del agua. Gran cantidad de las islas del archipiélago son privadas y algunas de ellas están edificadas con lujosas residencias. Cuando terminemos el crucero comeremos para reponer fuerzas antes de salir rumbo a Toronto. Haremos check in en el hotel y tendremos tiempo después de cenar para tener una primera toma de contacto con la ciudad. Una de las mejores experiencias urbanas del mundo y donde pasaremos dos noches para mayor disfrute.

 

día 8.NIAGARA-TORONTO.

Hoy realizaremos la excursión a las míticas Cataratas del Niágara. Pasaremos por el pintoresco e histórico pueblo de Niagara-on-the-lake antes de llegar a las famosas Cataratas, en la zona oriental de América del Norte, frontera entre los Estados Unidos y Canadá. Situadas a unos 236 metros sobre el nivel del mar, su impresionante caída es de aproximadamente 52 metros de altura. Tendremos la ocasión de realizar un alucinante paseo en barco donde, cubiertos con impermeables con capucha, nos acercaremos al píe de las cataratas para conocerlas de primera mano y disfrutar de una espectacular vista panorámica. También existe la opción, para el que lo desee, de sobrevolar el conjunto de las cataratas en helicóptero. Ya podréis imaginaros lo espectacular y emocionante que puede resultar esta experiencia… Después de la visita gozaremos de tiempo libre para pasear por las plataformas y senderos del área, o simplemente para relajarnos y disfrutar contemplando esta maravilla de la naturaleza antes de regresar al Hotel en Toronto. En Toronto libre para descansar o salir por la ciudad.

 

 

día 9. TORONTO.

Toronto es un gran lugar de encuentro que da vida a más de cinco Barrios Chinos, así como la Pequeña Italia, Pequeña Portugal, Barrio Griego, Pequeña India, Pequeña Polonia, y la lista continúa… Moda, diseño, cultura, música, entretenimiento, comidas y arquitectura conviven en esta creativa ciudad. En el corazón del centro y desafiando los cielos de Toronto, podremos admirar la Torre CN, el ícono más celebrado y reconocido de Canadá. Contemplaremos la moderna arquitectura de sus imponentes rascacielos, variados museos, y de lugares como el Toronto City Hall o el famoso estadio Sky Dome. También podremos conocer otros estilos arquitectónicos como el neogótico, neoclásico o art decó en lugares como el antiguo ayuntamiento, la Casa Loma o la Union Station… En pleno centro encontraremos el Queens Park, un fabuloso parque repleto de interesantes estatuas y monumentos, donde se encuentra el parlamento de Ontario, la Universidad de Toronto así como varios museos. Al final del día tiempo libre para últimas compras y prepararse para partir. Traslado al aeropuerto y regreso a España (noche a bordo).

 

día 10.

Llegada a España

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >